Los lóbulos cerebrales: cuáles son y qué funciones tienen

El lóbulo parietal nos permite reconocer la sensación de dolor

En este post te contamos cuáles son las funciones de los lóbulos cerebrales y algunas de sus características.

Funciones de los lóbulos cerebrales

En la corteza cerebral podemos encontrar diferentes estructuras conocidas como lóbulos cerebrales. Concretamente existen cinco lóbulos diferentes, donde cada uno tiene una estructura concreta y se encarga de desempeñar unas funciones distintas.

Los lóbulos cerebrales se encuentran situados en los dos hemisferios cerebrales. Te dejamos este enlace a nuestro post por si quieres ampliar tu información sobre las partes del cerebro.

Lóbulo frontal

En los seres humanos es el lóbulo más grande del cerebro. Se encarga principalmente del procesamiento de funciones cognitivas como: la planificación, coordinación, ejecución y el control de la conducta. Aunque también nos posibilita establecer metas, comunicarnos a través del lenguaje, poder regular nuestras emociones y con él, aparece la capacidad para tener empatía.

Sin duda, es uno de los lóbulos cerebrales que tiene un papel más importante en funciones relacionadas con la inteligencia, la planificación y la coordinación de movimientos voluntarios complejos.

Lóbulo parietal

Su nombre es debido a que está situado bajo el hueso parietal, en las partes medias y laterales de la cabeza. Sus funciones están relacionadas con la percepción de los estímulos táctiles, la presión, la temperatura o el dolor. Además, también se encarga del conocimiento de los números y control de los movimientos. Si quieres conocer más en profundidad por qué es tan importante te dejamos este enlace sobre qué es la percepción, una de sus principales funciones.

Lóbulo temporal

Los lóbulos temporales están relacionados con la percepción, con el reconocimiento de los estímulos auditivos y con la memoria. Son fundamentales para el reconocimiento de rostros y de voces. Una lesión de estos puede provocar patologías como la agnosia, aquí te dejamos un post sobre qué es la agnosia.

Lóbulo occipital

Es el más pequeño de los lóbulos y se encuentra en la zona posterior al cráneo, concretamente situado por detrás de los lóbulo parietal y temporal.

Es la primera zona a la que llega la información visual, por tanto, tiene un papel muy importante en el reconocimiento de objetos. El lóbulo occipital manda información visual hacia otros lóbulos cerebrales a través de dos canales de comunicación. El primero, va hacia la zona frontal del cerebro y procesa la información sobre lo que se ve, es decir, el contenido de la visión. El segundo canal va hacia la zona dorsal y se encarga de procesar el cómo y dónde de lo que se ve, por tanto, se encarga del aspecto del movimiento y la localización.

Lóbulo de la ínsula

En ocasiones no se tiene en cuenta como un lóbulo más, ya que queda oculta entre el resto de lóbulos del cerebro. Se encarga de hacer posible la aparición de las emociones y está conectada con área del sistema límbico. Además, se encarga de conectar éstas entre los procesos cognitivos que realizan el resto de lóbulos del cerebro.



Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúas utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. más info

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar