Anoxia o hipoxia: qué es, tipos, consecuencias y secuelas

La anoxia isquémica es una de las más comunes dentro de esta patología

Seguro que en alguna ocasión has oído hablar de esta patología, pues bien, vamos a contarte qué es la anoxia, los tipos que existen, sus causas y algunas de las consecuencias que puede desencadenar. ¡Comenzamos!

Qué es la anoxia o hipoxia

Se trata de un tipo de lesión cerebral ocasionada por la disminución parcial (hipoxia) o total (anoxia) del aporte de oxígeno al cerebro, por un tiempo mayor del que pueden soportar los mecanismos encargados de evitar la muerte neuronal.

El cerebro es un órgano muy sensible a la disminución del aporte de oxígeno, consume casi un 20% del oxígeno que entra en nuestro cuerpo, por lo que a pocos minutos se pueden producir lesiones irreversibles en el tejido cerebral. Aquí te dejamos un enlace a nuestro post sobre qué es el daño cerebral adquirido y qué tipos existen, para que antes de seguir puedas ampliar tu información.

Tipos

Podemos distinguir entre cuatro tipos distintos:

  • Anoxia anóxica: este tipo se da cuando se respira una cantidad inadecuada de oxígeno. El ejemplo más común es el llamado “mal de altura”, que se da cuando se viaja a lugares donde la altitud o la cantidad de concentración de oxigeno ambiental es menor. También se incluyen los ahogamientos, tanto por inmersión como por atragantamiento, las obstrucciones de la vía área o el asma severa.
  • Anoxia anémica: en este caso el aporte de oxígeno al cerebro puede verse afectado por una disminución de la capacidad de oxigenación de la hemoglobina.
  • Anoxia/hipoxia isquémica: se presenta cuando a causa de una reducción del flujo sanguíneo cerebral o de la presión arterial se provoca un inadecuado aporte de oxígeno al cerebro. Es la causa más frecuente de encefalopatía anóxica e incluyen ictus, hemorragias cerebrales, paradas cardiacas o hipotensiones severas prolongadas. Si quieres saber más en profundidad sobre qué es un ictus, sus síntomas y cómo prevenirlos, te recomendamos que eches un vistazo al enlace anterior.
  • Anoxia histotóxica: este tipo de anoxia se produce cuando alguna sustancia tóxica interfiere en la capacidad de utilización del oxígeno transportado al cerebro. Como por ejemplo intoxicaciones por narcóticos, alcohol…

Consecuencias

Las consecuencias de la anoxia dependerán de una serie de factores como son:

  • La duración: cuanto mayor sea el tiempo en el que el tejido cerebral ha estado sin suministro de oxígeno, mayores serán los daños ocasionados.
  • Edad: como en la mayoría de las afectaciones neurológicas, cuanto mayor sea la persona, mayor puede ser el efecto causado.
  • Otras enfermedades: sufrir otras enfermedades previas puede ocasionar una consecuencia mayor
  • Zona afectada: cuanto más extensa sea la zona afectada, peores serán las consecuencias.
  • Resucitación: si la resucitación es complicada o duradera, será más difícil la recuperación de esta patología.

Qué secuelas puede ocasionar

Algunas de las secuelas más comunes que puede desencadenar tras un episodio de anoxia son:

  • Crisis epilépticas: aquí te dejamos un enlace para que conozcas en profundidad qué es la epilepsia y cómo nos afecta.
  • Secuelas musculares: pueden aparecer en forma de temblores, movimientos anormales más lentos o incluso sacudidas musculares.
  • Trastornos sensitivo-motores: normalmente se manifiestan como debilidad en los miembros inferiores.
  • Problemas visuales: llegando a ocasionar ceguera cortical en los casos más fuertes.
  • Problemas cognitivos: principalmente se ven afectadas las capacidades de la atención y la capacidad de aprender. Aquí te dejamos un post sobre los mejores ejercicios para trabajar la atención con nuestra herramienta GRADIOR.

Si te ha parecido interesante este post y quieres conocer más sobre nuestra herramienta terapéutica GRADIOR, te dejamos este correo electrónico donde podrás consultarnos sin compromiso, info@gradior.es.



Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúas utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. más info

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar