Dislexia: qué es, síntomas, tipos, causas y posibles complicaciones

La dislexia adquirida aparece tras una lesión cerebral

En este post te contamos todo sobre la dislexia, un trastorno del aprendizaje.  ¡Comenzamos!

Qué es la dislexia

Como hemos mencionado antes, la dislexia se trata de un trastorno específico del aprendizaje incluido dentro de la categoría de trastornos del neurodesarrollo. Hay que tener en cuenta que, cuando hablamos de trastorno del neurodesarrollo hacemos referencia a que éste estará presente durante toda la vida de la persona.

La dislexia es un trastorno del aprendizaje que supone dificultad a la hora de leer, a raíz de problemas para identificar los sonidos del habla y para comprender cómo se relacionan estos con las letras y las palabras. Es cierto que, en ocasiones también se denomina a este trastorno, como `dificultad para la lectura´, ya que afecta a zonas del cerebro que procesan el lenguaje. Aquí te dejamos un post sobre las partes del cerebro para que veas cuáles pueden verse afectadas con esta patología.

La dislexia no tiene cura, pero sí puede mejorar con una evaluación e intervención temprana.

Síntomas

Lo síntomas pueden variar dependiendo de la persona, pero es cierto que existe una sintomatología general común. Los principales síntomas pueden ser:

  • Confusión de palabras que tienen una pronunciación similar.
  • En ocasiones puede existir problemas para articular o pronunciar algunas palabras.
  • Problemas de lateralidad.
  • Errores de lectura.
  • Invertir las letras y los números de orden.
  • Dificultad para las matemáticas.
  • Problemas de concentración durante la lectura o escritura.
  • Dificultad para seguir rutinas.
  • Problemas de atención. Aquí te dejamos un post sobre qué es la atención y qué tipos existen, para que amplíes tu información.
  • Dificultades en el habla y en la organización de pensamientos.
  • Problemas de equilibrio.

Tipos de dislexia

En la primera clasificación de la dislexia diferenciamos dos tipos:

  • Adquirida: esta aparece a causa de una lesión cerebral
  • Evolutiva: es la más frecuente en niños y no va ligada a ninguna lesión cerebral

En función de lo síntomas predominantes:

  • Fonológica: su principal síntoma es el mal funcionamiento de la ruta fonológica. Se da porque en vez de leer, se hace una lectura visual con lo cual, la persona deduce en vez de leer.
  • Superficial: el trastorno viene dado por el funcionamiento visual. En este caso quienes la padecen no tendrán problemas a la hora de leer palabras regulares, pero sí, a la hora de leer palabras irregulares, por ejemplo, del inglés. Además, la velocidad de la lectura disminuye cuando aumenta la longitud de las palabras.
  • Mixta: están dañados los dos procesos de lectura, el fonológico y el visual.

Causas y factores de riesgo de la dislexia

Normalmente la dislexia es hereditaria, ya que está relacionada con ciertos genes que afectan en la forma en la que el cerebro procesa la lectura y el lenguaje, además de otros factores de riesgo, como son:

  • Antecedentes familiares de dislexia o de otras dificultades de aprendizaje.
  • Nacimiento prematuro.
  • Exposición a drogas, nicotina, bebidas alcohólicas o alguna infección durante el embarazo que afecte al desarrollo cerebral del feto.

Complicaciones que puede ocasionar

En ocasiones pueden aparecer complicaciones como:

  • Problemas para aprender: un niño con dislexia tiene desventaja a la hora de aprender en la mayoría de las clases ya que, la lectura es una habilidad básica para este proceso.
  • Problemas sociales: puede ocasionar problemas de baja autoestima, ansiedad, problemas de conducta y aislamiento hacia amigos, padres… Por eso es muy importante fomentar los estados emocionales positivos si se ven algunos de estos signos en la persona afectada. Os dejamos este enlace sobre nuestra herramienta terapéutica GRADIOR Multisensorial: el despertar de los sentidos y de las emociones, enfocada en el bienestar y en la regulación emocional y conductual.
  • Problemas en la edad adulta: debido a que cuando es niño no ha podido alcanzar su potencial, puede tener consecuencias educativas, sociales y económicas a largo plazo.

Si quieres más información sobre nuestra herramienta terapéutica basada en la estimulación cognitiva para tratar patologías como ésta, puedes consultarnos sin compromiso a través de nuestro correo electrónico, info@gradior.es.



Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúas utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. más info

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar