¿Qué es la memoria de trabajo?

La memoria de trabajo es un tipo de memoria corto plazo muy importante

Es cierto que existen muchos tipos de memoria y todos ellos son muy importantes para nuestro día a día, pero hoy te vamos a explicar qué es la memoria de trabajo. ¡Comenzamos!

La memoria de trabajo u operativa la definimos como el proceso mental por el cual somos capaces de almacenar la información de forma transitoria, para posteriormente poder utilizarla cuando ésta no esté accesible a nuestros sentidos. La información puede ser tanto de un estímulo externo, por ejemplo, algo que nos acaban de explicar, como también, de estímulos almacenados, es decir, un concepto que ya hemos estudiado con anterioridad.

Es un tipo de memoria a corto plazo en la que forma parte la corteza prefrontal, y ésta es la que se encarga de controlar las funciones ejecutivas. Por eso la memoria de trabajo nos permite razonar, planificar y tomar decisiones. Es una de las funciones ejecutivas que más empleamos en nuestra vida diaria, ya que nos ayuda a: comprender dos o más informaciones que nos han ocurrido en un espacio de tiempo muy cercano, por ejemplo, cuando estamos hablando por teléfono y recordamos que tenemos que sacar la ropa de la lavadora. También nos permite asociar conocimientos nuevos con los que ya tenemos almacenados, como cuando realizamos una suma, primero recordamos y almacenamos los números, para después poder sumarlos. Además, nos da la posibilidad de retener información mientras estamos pendientes de otra circunstancia como, por ejemplo, recordar algo que has aprendido en clase mientras estás cocinando una receta.

Te dejamos este enlace al post sobre qué es la memoria y cuáles son sus tipos, para que amplíes tu información.

De qué se compone la memoria de trabajo

Alan David Baddeley, es un psicólogo británico conocido por su estudio sobre la memoria de trabajo, concretamente por su modelo de los múltiples componentes, que son los siguientes:

Ejecutivo central

Este componente se encarga de realizar dos funciones: asignar recursos atencionales a las tareas que realizamos en un determinado momento y, almacenar la información. Se trata de un mecanismo de control activo que se ocupa de dirigir la atención de manera adecuada para poder utilizar la información obtenida y emplearla hacia la resolución de problemas. La atención es un recurso limitado, por eso este componente trata de asignarla de manera adecuada., Para más información sobre esta capacidad cognitiva te dejamos este post sobre qué es la atención y qué tipos existen.

Bucle fonológico

El bucle fonológico es un sistema que se encarga de retener información verbal en formato acústico durante un tiempo determinado. Esto es posible gracias a dos subcomponentes: el almacén fonológico de carácter pasivo y el proceso de repetición articulatoria.

Agenda visoespacial

Su función es muy importante para conservar información sobre objetos espaciales, a través de las imágenes. Sus características son muy parecidas a las del componente anterior salvo que éste maneja información visual en vez de sonora.

Búfer episódico

Baddeley estableció este nuevo componente para completar el modelo. Se trata de un almacén de información temporal. Es decir, trabaja con información multimodal, no sólo con palabras o imágenes, y se caracteriza principalmente por permitir que la memoria a largo plazo y la memoria operativa puedan intercambiar información.

Tipos de memoria de trabajo

¿Cómo funciona la memoria de trabajo?, pues bien, no sólo se basa en palabras o ideas, sino que también se compone de imágenes y sensaciones audiovisuales y espaciales. Los científicos distinguen dos tipos:

  • Memoria de trabajo verbal: es muy importante para comprender y poder comunicarnos a través del lenguaje.
  • Memoria de trabajo visual: está relacionada con la información que obtenemos del espacio que nos rodea, nos permite ubicarnos visualmente en nuestro entorno.

Si quieres conocer los mejores ejercicios para trabajar la memoria te recomendamos que eches un vistazo a este post sobre la memoria y GRADIOR.

Ejemplos de memoria de trabajo

Se compone de distintos procesos cognitivos, como son:

  • Codificación: preparar de la información para ser almacenada.
  • Almacenamiento: clasificar la información obtenida.
  • Manipulación: cómo se manipula la información en el cerebro.
  • Mantenimiento: capacidad para mantener la atención sobre una información determinada en un periodo de tiempo.
  • Evocación: recuperar la información que hemos almacenado previamente.

Si quieres saber cómo mejorar la memoria de trabajo, o en general, cómo poder mejorar tu memoria, quizás porque se haya visto afectada tras una patología, la clave es la estimulación cognitiva, en ella podrás encontrar actividades para mejorar tus capacidades cognitivas, siempre adaptándolas a tus necesidades.

Aquí te dejamos dos enlaces a nuestros post por si quieres conocer otros tipos de memoria que existen, como por ejemplo, qué es la memoria sensorial y la memoria declarativa: qué es y cuáles son sus tipos.

Para más información sobre nuestra herramienta GRADIOR Suite, puedes contactar con nosotros a través del correo electrónico info@gradior.es, ¡sin compromiso!



Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúas utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. más info

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar