Tipos de epilepsia y su tratamiento

Las crisis generalizadas afectan a los dos hemisferios del cerebro

En este post te queremos contarte qué tipos de crisis de epilepsia existen. Pero primero, te dejamos este post sobre qué es la epilepsia para que tengas más información antes de comenzar.

Tipos de crisis de epilepsia

Una crisis epiléptica es un trastorno que se produce de forma inesperada en algunas personas y, que acaba generalmente de forma rápida. Se produce a causa de una actividad anormal de las células más importantes de nuestro cerebro, es decir, de las neuronas. Aquí te dejamos un enlace a nuestro post sobre las partes del cerebro para que veas de qué se encarga cada una de ellas.

Normalmente estas crisis suelen durar unos segundos y la persona que lo sufre puede perder la conciencia, tener espasmos o tener una crisis de ausencia, es decir, el sujeto se queda paralizado, el tiempo que dure el episodio.

Crisis generalizadas

Son un tipo de epilepsia que se caracterizan porque afectan a los dos hemisferios cerebrales desde el inicio de la crisis. Las más habituales son:

  • Crisis tónico-clónicas: son las más conocidas, suelen comenzar por sentimientos de rigidez en las extremidades, posteriormente este síntoma pasa a todo el cuerpo. Pueden provocar mordedura de lengua o incluso relajación de los esfínteres.
  • Crisis mioclónicas: se trata de contracciones breves en los músculos corporales, normalmente se producen a la vez en ambos lados del cuerpo. Éstas pueden provocar: caída de la persona o de los objetos que tenga en la mano en ese momento.
  • Crisis atónicas: en este caso, se producen por una perdida brusca del tono muscular. Suelen ser muy repentinas, lo que lleva a provocar que las personas que la padezcan se desplomen y esto les ocasiones lesiones traumáticas al caer.
  • Crisis de ausencia: cada episodio dura unos segundos y se manifiesta de la siguiente forma, la persona pierde la conciencia, por tanto, se detiene la actividad que está realizando el sujeto y permanece con la mirada fija, sin responder.

 Crisis focales

En estas crisis las convulsiones se producen de forma espontánea, no tienen una causa directa. Son las siguientes:

  • Crisis simples: estos tipos de epilepsia no provocan pérdida de conciencia. Dependiendo de donde se inicie la crisis, se producirán unos síntomas diferentes, ya que, cada zona del cerebro tiene una función concreta. Pueden conllevar a crisis motoras (movimientos involuntarios en diferentes partes del cuerpo), gelásticas (risa incontrolada), sensoriales (alucinaciones visuales, olfativas o auditivas), o psíquicas (sensaciones de irrealidad).
  • Crisis complejas: sí provocan pérdida de la conciencia. Durante la crisis la persona no responde o responde de forma poco coherente. Pueden aparecer movimientos automáticos como: intentos de tragar o masticar, frotarse las manos, tocarse la ropa…
  • Crisis focal con generalización secundaria: pueden llegar a propagarse por todo el cerebro y producir lo que antes hemos denominado como crisis generalizada.

Síndromes epilépticos

Para esta clasificación hay que tener en cuenta otros factores como pueden ser: la actividad eléctrica del cerebro, la edad, las posibles lesiones neurológicas que se tengan…

  • Epilepsias idopáticas generalizadas: en ellas se incluyen la epilepsia con ausencias y las epilepsias motoras tónico-ciclónicas.
  • Epilepsias reflejas: son crisis epilépticas provocadas por estímulos externos. Existen dos tipos: fotosensibles y no fotosensibles.
  • Encefalopatías epilépticas: están provocadas por alguna enfermedad o trastorno del encéfalo.

Cómo tratarla

La epilepsia es un trastorno neurológico y, normalmente durante estas crisis mencionadas en el apartado anterior, las áreas cerebrales pueden sufrir daños, y desembocar en problemas cognitivos. Por eso, el entrenamiento cognitivo es muy importante para rehabilitar o mejorar los síntomas. En GRADIOR Estimulación Cognitiva disponemos de múltiples actividades que pueden ir enfocadas en fortalecer e identificar las capacidades cognitivas que se vean afectadas por la epilepsia. Aquí te dejamos un ejemplo de nuestros ejercicios para trabajar la atención con GRADIOR.

Si quieres más información sobre nuestra herramienta, no dudes en contactarnos a través de nuestro correo electrónico, info@gradior.es, sin compromiso.

 



Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúas utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. más info

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar