Qué es la atención sostenida: ejemplos, patologías y cómo mejorarla

Leer nos ayuda a mejorar nuestra atención sostenida

Antes de comenzar con este post te queremos dejar este enlace para que conozcas en profundidad qué es la atención y todos los tipos que existen. Ahora comenzaremos a contarte qué es la atención sostenida, algunos ejemplos y patologías que pueden afectar esta capacidad cognitiva. Además, te mencionaremos algunos consejos para que puedas trabajarla.

Qué es la atención sostenida

La atención sostenida se trata de una capacidad que tenemos los seres humanos de mantener el foco atencional en una actividad o estímulo concreto durante un periodo de tiempo determinado. En otras palabras, es el tipo de atención que nos da la posibilidad de poder centrarnos en una actividad durante el periodo de tiempo necesario para poder lograrla, sin que las distracciones nos lo impidan. Sin duda esta habilidad cognitiva es muy importante en nuestro día a día ya que nos permite ser eficientes y poder cumplir con nuestros objetivos.

La atención sostenida está dividida en la concentración y la vigilancia, para poder detectar el estímulo o la actividad que se quiere realizar y poder fijar nuestra concentración para posteriormente poder realizarlo.

Ejemplos

Aquí te queremos mencionar algunos de los ejemplos de atención sostenida para que veas que es un tipo de atención que usamos a diario.

Uno de los ejemplos más comunes donde se usa es en el colegio o en la universidad. Los alumnos tienen que prestar atención durante periodos bastante largos de tiempo y si tienen una mala atención sostenida podrá derivar en distracciones y problemas en su rendimiento. Otro ejemplo muy común es a la hora de conducir durante un viaje largo, en este caso la atención sostenida es primordial para no tener distracciones y poder disfrutar un trayecto tranquilo. También la usamos en las Actividades Básicas de la Vida Diaria, como por ejemplo cuando vemos una película, cuando hacemos la comida o incluso ahora mismo mientras estás leyendo este texto estás usándola.

Si quieres conocer en profundidad otros tipos de atención te dejamos este post sobre qué es la atención selectiva, también muy importante para nuestra vida.

Cómo mejorarla

Te vamos a contar algunos de los ejercicios que puedes incorporar en tu rutina para mejorar la atención selectiva. Además, te dejamos este post donde podrás ver cuáles son los mejores ejercicios para trabajar la atención con nuestra herramienta GRADIOR.

Estos son algunos de los ejercicios que puedes hacer para trabajarla:

  • Descansar: tener un buen descanso es primordial para el rendimiento de nuestras habilidades cognitivas en nuestro día a día. Es lo primero que tienes que tener en cuenta y de lo que debes preocuparte si quieres mejorar tus capacidades cognitivas.
  • Leer: sin duda la lectura fomenta la atención y activa todas nuestras capacidades cognitivas.
  • Realizar ejercicios de pasatiempos: como, por ejemplo, el tradicional juego de encontrar las diferencias, donde podrás trabajar varios tipos de atención.
  • Recordar sucesiones de números o letras: memorizar números de teléfono o incluso tratar de decirlos de forma inversa es un ejercicio muy bueno para trabajar este tipo de atención.

Cuando ésta o cualquier capacidad cognitiva se ve deteriorada, es muy importante comenzar a trabajar a través de la rehabilitación cognitiva, para poder rehabilitar o compensar el déficit o deterioro que haya aparecido y así aumentar la calidad de vida de estas personas. Aquí te dejamos un enlace para que conozcas qué es la rehabilitación cognitiva.

Patologías asociadas

Una de las patologías que afectan a la atención sostenida y una de las más conocidas es el trastorno por déficit de atención e hiperactividad, en este enlace anterior te contamos todo sobre ella. Aunque es cierto que, existen otras patologías que pueden afectar a la atención en general y de forma concreta a la atención sostenida, como son la dislexia o la esquizofrenia. Aquí te dejamos un post para que veas cómo se ven afectadas las funciones cognitivas con la esquizofrenia. La atención sostenida también se puede verse afectada por traumatismos craneoencefálicos o incluso por la enfermedad de Alzheimer.

GRADIOR Estimulación Cognitiva incluye entre sus más de 13.000 ejercicios algunos diseñados específicamente para trabajar la atención sostenida y permite adaptar los tratamientos en función de las necesidades de cada sujeto.

Si quieres más información sobre nuestra herramienta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, sin compromiso, a través de nuestro correo electrónico info@gradior.es.



Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúas utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. más info

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar