Traumatismo craneoencefálico: qué es, tipos, síntomas y causas

Existen tres tipos de traumatismo craneoencefálico

Si te estás preguntando qué es un traumatismo craneoencefálico, pues bien, sigue leyendo, te contaremos todo sobre esta patología.

Un traumatismo craneoencefálico es una lesión física sobre el tejido cerebral, que altera de forma permanente o temporal la función cerebral y es la causa más frecuente de daño cerebral. Además, el traumatismo puede modificar las habilidades cognitivas, emocionales e incluso físicas de la persona.

Para mejorar cualquier patología donde se vean afectadas las habilidades cognitivas, es muy importante trabajar a través de la estimulación cognitiva, para conseguir una rehabilitación más completa.

Tipos de traumatismos craneoencefálicos

Existen tres tipos:

  • Traumatismo craneoencefálico leve: son los más frecuentes, normalmente se les conoce también como conmoción cerebral. La causa más habitual suele ser por un accidente de tráfico. Además, la pérdida de conocimiento normalmente dura unos minutos y la recuperación completa de las personas que lo sufren suele ser en los días o semanas posteriores.
  • Traumatismo craneoencefálico moderado: se da cuando el periodo de pérdida de conocimiento es mayor a 30 minutos y es habitual que el paciente tenga amnesia post-traumática durante un tiempo inferior a una semana.
  • Traumatismo craneoencefálico grave: en este caso la pérdida de conocimiento puede durar más de un día, provocando amnesia post-traumática durante más de una semana. Te dejamos este enlace a nuestro post sobre la memoria y GRADIOR, donde podrás conocer los mejores ejercicios para trabajar la memoria y recuperarla del todo tras esta patología.

Síntomas de un traumatismo craneoencefálico

Las personas que sufren un traumatismo craneoencefálico pierden el conocimiento durante un periodo de tiempo, por tanto, las horas o días posteriores se suelen presentar síntomas que varían en función de la gravedad del traumatismo. Pueden ser:

  • Síntomas leves: dolor de cabeza, amnesia, sensibilidad a la luz o al sonido, mareos, vértigos, confusión, visión borrosa, ojos cansados, cambios en los patrones del sueño o cambios en el comportamiento.
  • Síntomas moderados o graves: náuseas, vómitos, dolor de cabeza persistente, inquietud, afasia, dificultad para hablar, convulsiones, agrandamiento de la pupila, hormigueo en las extremidades, pérdida del conocimiento, dificultad para razonar y debilidad muscular.

En los casos moderados o graves, es muy importante vigilar a la persona que lo ha sufrido durante las 24- 48 horas siguientes. Es necesario observar si desarrolla cualquier síntoma grave, de los que hemos mencionado antes. Además, es recomendable que la noche después del accidente, se despierte al paciente cada 2 o 3 horas para hablar con él, hacerle preguntas para ver cómo responde y ver si recuerda lo ocurrido.

Causas y consecuencias que lo pueden provocar

Las causas de traumatismos craneoencefálico más comunes son:

  • Accidentes practicado deporte, en el hogar o laborales.
  • Caídas.
  • Agresiones.
  • Accidentes de tráfico.

Es cierto que, existen algunas medidas que pueden prevenir que esto no ocurra, o que, si ocurre, no se desarrolle en un traumatismo moderado o grave. Por ejemplo, seguir las medidas de tráfico o utilizar casco cuando practicas algún deporte que lo requiera. A veces, sufrir estas situaciones traumáticas puede desencadenar en un trastorno, aquí te dejamos un enlace para que conozcas qué es un trastorno postraumático.



Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúas utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. más info

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar