¿Qué son las praxias? Una habilidad cognitiva muy importante

Escribir o dibujar es una actividad fundamental para estimular las praxias

Seguro que en muchas ocasiones has oído hablar de esta habilidad cognitiva, pues bien, queremos contarte con más detalle qué son las praxias, para que amplíes tu información. ¡Comenzamos!

Qué son las praxias

Las praxias es el nombre que recibe el conjunto de capacidades cognitivas que dependen de un proceso neurológico llamado praxis, por el cual se dirigen las acciones motoras. Se trata de la capacidad o habilidad que tenemos para la generación y ejecución precisa de los movimientos voluntarios a la hora de realizar una acción o, para conseguir el alcance de un determinado objeto. Te dejamos este post sobre qué son las funciones cognitivas, donde podrás ver todas las capacidades y habilidades mentales que tenemos las personas.

Son muchas las acciones motoras cotidianas necesarias para una buena ejecución de las praxias, por ejemplo, para lavarse los dientes, atarse los zapatos, decir hola con las manos, escribir, dibujar…

Hoy en día, se considera que este proceso está constituido por dos componentes: un componente cognitivo, que se encarga de la planificación o de la intención de actuar y, un componente motor, relacionado con la precisión del movimiento y la fuerza. Ambos componentes son indispensables para un buen funcionamiento de las praxias.

Tipos de praxias

Como podrás observar esta habilidad cognitiva está muy presente en nuestro día a día, por eso te contamos todos los tipos que existen:

  • Ideatorias: nos permiten ser capaces de manipular de forma adecuada utensilios o herramientas a partir de acciones motoras bien coordinadas. Algunas acciones que requieren de estas praxias son: lavarse los dientes, peinarse, cortar la comida
  • Visocontructivas: con ellas podemos planificar y ejecutar los movimientos necesarios para organizar ciertos elementos con una finalidad específica, como puede ser: realizar un puzle, hacer un dibujo o hacer un rompecabezas.
  • Ideomotoras: son las que nos posibilitan realizar un movimiento organizado, simétrico y sin cometer errores. Se trata de movimientos simples con una intención concreta, como puede ser: saludar con la mano, pedir silencio o decir que no con el dedo.
  • Orofaciales: en este tipo de praxias se busca realizar movimientos intencionales o gestos con las diferentes partes de la cara, por ejemplo, soplar, fruncir el ceño, dar un beso

Cómo estimular esta capacidad cognitiva

Cuando las praxias sufren una alteración de cualquier tipo, aparece lo que se conoce como apraxia, una disfunción cerebral, que tiene impacto en las acciones motoras. Para trabajarlas correctamente, lo mejor que puedes hacer son ejercicios donde se trate de controlar los pensamientos que conducen hacia las acciones que mueven nuestro sistema locomotor.

Existen múltiples actividades para estimular las praxias como puede ser: manualidades, escribir o dibujar, juegos, hacer punto, ganchillo, actividades de bricolaje, juegos de mímica… En definitiva, la estimulación cognitiva, es muy importante para rehabilitar o trabajar esta capacidad cognitiva, por eso, en GRADIOR disponemos de una herramienta terapéutica adecuada para esta patología, donde, además, podrás adaptar los ejercicios según las necesidades de cada persona.

Si te ha parecido interesante y quieres obtener más información sobre nuestra herramienta, te dejamos nuestro correo electrónico, info@gradior.es, donde podrás consultarnos sin ningún compromiso.

 



Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúas utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. más info

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar