¿Qué es la reserva cognitiva?

Los sudokus son perfectos para estimular la reserva cognitiva

Seguro que has oído hablar alguna vez de este término, pues bien, vamos a contarte con detalle qué es la reserva cognitiva.

La reserva cognitiva es un constructo neuropsicológico que tiene la habilidad de soportar los cambios relacionados con la estructura cerebral que van asociados con la edad o con alguna patología. Es decir, la reserva cognitiva nos puede ayudar a retrasar un posible deterioro cognitivo, ya sea debido al envejecimiento cognitivo o por alteraciones cerebrales, como las causadas por la enfermedad del Alzheimer. Te dejamos este post donde te contamos qué es el Alzheimer, sus síntomas y sus causas, para que amplíes tu información.

Sin duda, la reserva cognitiva es una de las claves para ayudar a la salud mental y así, poder mantenernos cognitivamente activos durante nuestra vida, ya que, el cerebro como cualquier otro de nuestros órganos, se ve afectado por el paso del tiempo. ¡Hay que trabajarlo!

Cómo mejorar la reserva cognitiva

Lo mejor que puedes hacer para trabajar el cerebro es la estimulación cognitiva, aunque es cierto que no existe una actividad o ejercicios concretos que nos ayuden a reducir el riesgo de padecer demencia, pero ejercitar el cerebro durante nuestra vida sí nos ayudará a favorecer la reserva cognitiva.

Te vamos a mencionar algunas de las actividades que puedes incluir en tu rutina. Es recomendable que estas actividades nos obliguen a realizar cierto esfuerzo mental y que además nos causen interés. Como también, es muy importante disfrutar de ellas, ya que así estaremos más motivados y no acabaremos abandonándolas. Además, cuanto más variadas sean estas actividades, mejor, así podremos estimular diferentes capacidades cognitivas. Aunque es cierto que, normalmente las funciones cognitivas van ligadas entre ellas, es decir, hay que trabajarlas todas en conjunto para poder mejorarlas. Aquí te dejamos un enlace a nuestro post sobre qué son las funciones cognitivas, para que las conozcas más en profundidad.

Las cinco actividades diarias que son perfectas para trabajar la reserva cognitiva son:

  • Leer: es una de las mejores actividades para ayudar a la estimulación cognitiva. Además con ella mejoraremos la imaginación, la concentración y la memoria.
  • Aprender: siempre resulta enriquecedor saber o aprender cosas nuevas. Por ejemplo, aprender un idioma nuevo, aprender a tocar un instrumento musical o asistir a clases de cualquier tipo, nos ayudará a estimular nuestra actividad cognitiva.
  • Jugar: por ejemplo, los juegos de mesa son una herramienta muy buena para entrenar las habilidades cognitivas, ya sea, el cálculo, la memoria, la creatividad o la atención.
  • Cambiar rutinas: aunque muchas personas no lo saben, cambiar ciertas rutinas, como puede ser, modificar la ruta por la que vas al trabajo o a casa, nos ayuda a crear nuevas conexiones neuronales, en definitiva, a estimular nuestro cerebro.
  • Ponerse a prueba: una de las formas de poner a prueba tu cerebro es realizando un crucigrama, un sudoku o un puzle. Son actividades que podemos incorporar perfectamente en nuestro día a día y, con el paso del tiempo estaremos mejorando nuestra reserva cognitiva.

Como podrás observar, es muy fácil estimular nuestro cerebro cada día, simplemente hay que ser consciente de los beneficios que tiene y empezar con ello. ¡Ahora que sabes cómo hacerlo, manos a la obra!



Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúas utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. más info

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar