Parálisis cerebral: qué es, tipos, causas y signos

La parálisis cerebral espástica es la más común de todos los tipos que existen.

Hoy es el Día Mundial de la Parálisis Cerebral, y hoy más que nunca queremos dar visibilidad a esta patología. Por eso, vamos a contarte qué es, cuáles son los principales tipos que existen y sus causas.

Qué es la parálisis cerebral

La parálisis cerebral es un tipo de discapacidad causada por una lesión en el cerebro que altera la movilidad y la postura de la persona, lo que hace que ésta se vea limitada en su vida diaria. En otras palabras, se trata de un trastorno que afecta al cerebro, por tanto, a las funciones del sistema nervioso, como son el movimiento, la audición, la visión, el aprendizaje y el pensamiento. En ocasiones este problema puede ir ligado de una discapacidad sensorial o intelectual de diferente grado. Por eso, también se conoce a la parálisis cerebral como una pluridiscapacidad. Aquí te dejamos un post para que conozca cuáles son las partes del cerebro más importantes.

Tipos

  • Parálisis cerebral espástica: es la más común de todos los tipos. Los síntomas se manifiestan como un aumento del tono muscular, rigidez en los músculos y dificultades a la hora de realizar movimientos. En ocasiones puede afectar solo a una parte del cuerpo.
  • Parálisis cerebral discinética: causa dificultades para controlar los movimientos de las manos, brazos, pies y piernas. Por lo tanto, las personas que tienen este tipo de parálisis manifiestan problemas para caminar o para estar sentados.
  • Parálisis cerebral atáxica: los síntomas aparecen como problemas de equilibrio y coordinación.
  • Parálisis cerebral mixta: en este caso se pueden tener síntomas de más de un tipo de parálisis.

Causas

Esta patología se origina debido a lesiones o anomalías cerebrales. Es cierto que, la mayoría de estos problemas ocurren en el útero de la madre, pero se pueden presentar en cualquier momento durante los dos primeros dos años de vida, ya que es cuando el cerebro se está desarrollando.

Los bebes prematuros tienen más riesgo de padecer esta enfermedad, aunque también puede aparecer durante la infancia o en otro momento a lo largo de la vida a causa de:

  • Falta de oxígeno en dichas zonas. Aquí te dejamos un post sobre qué es la hipoxia.
  • Sangrado cerebral.
  • Infecciones cerebrales.
  • Traumatismo craneoencefálico.
  • Infecciones durante el embarazo.
  • Lesiones del cerebro durante el parto.
  • Ictericia no tratada.
  • Lesión cervical provocada por algún accidente.
  • Trastornos de origen genético.


Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúas utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. más info

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar