Enfermedades cerebrales más comunes

En el post del día mundial del cerebro hemos aprendido la importancia de cuidar el cerebro y algunas curiosidades sobre él para mantenerlo sano y evitar el envejecimiento cognitivo. En este conoceremos más sobre las enfermedades cerebrales y cómo podemos ayudar a nuestro cerebro para retrasar su aparición lo máximo posible.

¿Sabías que el 13% de las enfermedades a nivel mundial están estrechamente relacionadas con trastornos mentales y enfermedades neurológicas?

Son muchos los problemas de salud que causan estas enfermedades mentales y en su mayoría son subestimados por la población.  Un grave error que debemos evitar promoviendo hábitos saludables para el cerebro y logrando concienciar a la población sobre estas enfermedades también llamadas comúnmente como “silenciosas”.

ENFERMEDADES CEREBRALES MÁS COMUNES ENTRE LA POBLACIÓN

– Migraña: esta enfermedad neurológica afecta a millones de personas. Dependiendo de su nivel de intensidad puede generar discapacidades graves o moderadas. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) la ha catalogado como la sexta causa de incapacidad de las personas.

– Accidente cerebrovascular: este trastorno es producto de un bloqueo en el suministro sanguíneo de una zona, por la aparición de un coágulo de sangre alojado en el cerebro , que termina afectando al tejido cerebral más cercano.

– Enfermedades neurodegenerativas:  las enfermedades neurodegenerativas son una tipología de enfermedades mentales que se dan debido a la degeneración gradual de las neuronas que afectan al control del movimiento, la cognición y la memoria.

Aquí te dejamos varios post sobre el Alzheimer , la Esclerosis Múltiple y la Enfermedad de Hungtinton.

– Trastornos mentales: estos desórdenes se asocian a las funciones somática y mental. Entre los más destacables se encuentran la esquizofrenia, el trastorno bipolar, la depresión clínica y el trastorno de estrés post-traumático.

– Enfermedades infecciosas: estas enfermedades tienen su origen en virus y bacterias.

– Enfermedades congénitas: estas enfermedades se caracterizan por la existencia de una alteración en el desarrollo neuronal de la persona, por factores genéticos, consumo de drogas, enfermedades infecciosas durante el embarazo y deficiencia nutricional, entre otras.  El síndrome de Down es una de las más generalizadas, en este link te dejamos un poco más de información sobre este trastorno genético.

¿CÓMO PODEMOS AYUDAR A NUESTRO CEREBRO?

A pesar de que la esperanza y niveles de vida del ser humano han aumentado en las últimas décadas, debemos mantener nuestro cerebro en las mejores condiciones para garantizarnos una buena vejez. Para ello, es muy importante una correcta alimentación que optimice las funciones cognitivas. A continuación, ¡te dejamos algunas orientaciones que le harán bien a tu cerebro!

Realizar de forma regular actividad física es fundamental para la buena salud del cerebro y controlar los factores de riesgo cardiovascular. En el siguiente post podrás comprobar la relación entre el deporte y el cerebro. Y los beneficios positivos que ejerce el deporte en él.

Otro elemento importante es saber controlar la ansiedad, el estrés y la depresión, buscando ayuda de especialistas que te enseñen a mejorar estas dolencias.

La perspectiva cognitiva, también es un aspecto a tener muy en cuenta. Mantenerse activos mediante juegos de memoria, pasatiempos, rompecabezas y todas aquellas herramientas que ayuden a evitar el deterioro cognitivo es fundamental.

Con GRADIOR Estimulación Cognitiva, contribuimos a la salud cognitiva de las personas.

Si quieres más información sobre nuestra herramienta terapéutica, no dudes en contactar con nosotros a través de nuestro correo electrónico info@gradior.es. ¡Sin compromiso!



Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúas utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. más info

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar