La memoria a corto plazo: qué es, cómo funciona y cómo mejorarla

Leer ayuda a mejorar la memoria a corto plazo

En este post te queremos contar qué es la memoria a corto plazo, cómo funciona y cómo puedes mejorarla en tu día a día. Pero antes, te dejamos este post para que conozcas de forma más genérica qué es la memoria y los tipos que existen.

Qué es

La memoria a corto plazo también se la suele denominar como memoria operativa y es la que se encarga de que podamos retener una cantidad concreta y limitada de información durante un tiempo breve. En otras palabras, es un almacén de la memoria transitorio y de rápida codificación en el que se interpreta y se analiza la información, con el fin de guardarla más tarde en la memoria a largo plazo. Por tanto, la memoria a corto plazo es primordial tanto para extraer la información de la de largo plazo como para introducir información y sacarla, dentro de ella misma.

Aquí te dejamos un enlace para que conozcas otro tipo de memoria, que nos ayuda a recordar, todo lo que hemos vivido a lo largo de nuestros años en este post qué es la memoria episódica.

Funciones la memoria a corto plazo

Las principales funciones son:

  • Permite retener la información en un periodo de tiempo corto. Por ejemplo, nos permite retener palabras al inicio de una frase para poder enlazarlas con las siguientes.
  • Ayuda al aprendizaje.
  • Posibilita una rápida comprensión del medio que nos rodea.
  • Facilita el proceso de resolución de problemas y toma de decisiones. Aquí os dejamos un post sobre las etapas que existen en el proceso de toma de decisiones. En algunas ocasiones se puede hacer referencia a la memoria a corto plazo como memoria de trabajo ya que ambas nos permiten resolver problemas según la información que retenemos del medio que nos rodea y con los datos que ya conocíamos.

Por qué se puede deteriorar

¿En ocasiones no has tenido la sensación de que eres capaz de recordar situaciones de hace 20 años, pero no recuerdas detalles que han sucedido hace 30 segundos? Cuando la memoria a corto plazo se ve afectada, no solo se reduce el tiempo de almacenamiento, sino que también se reducen la cantidad de elementos que somos capaces de retener.

Existen patologías como los ictus, los traumatismos craneoencefálicos, los tumores cerebrales, o las enfermedades neurodegenerativas que pueden causar la pérdida de la memoria a corto plazo. Pero también existen otras patologías como son:

  • El estrés crónico, la ansiedad y la depresión también pueden causar problemas de memoria a corto plazo. Aquí te dejamos un post sobre qué es la ansiedad para que puedas conocer todos sus síntomas.
  • Problemas del sueño, el insomnio puede provocar también, una pérdida de este tipo de memoria, aquí te dejamos un post sobre la relación que existe entre el sueño y el cerebro.
  • Déficits nutricionales, concretamente la falta de la vitamina B12, ya que es muy importante para la función nerviosa normal. Si quieres saber más te dejamos este post sobre la relación entre la alimentación y el cerebro.

Cómo mejorarla

Gracias a la plasticidad cerebral, podemos fortalecer y mejorar nuestras conexiones neuronales o incluso crear nuevas. Por eso, cuanto más usemos la memoria a corto plazo, más se fortalecerá.

Algunas de las actividades que puedes incorporar en tu rutina para mejorar la memoria a corto plazo son:

  • Memorizar números de teléfono. Hoy en día con los dispositivos móviles apenas memorizamos ningún número de teléfono.
  • Leer ayuda a mejorar la memoria a corto plazo.
  • Juegos como las palabras encadenadas, que también ayudan a ejercitar la memoria verbal. Seguro que alguna vez has jugado a elegir una categoría de palabras, como, por ejemplo, nombres de objetos, cada persona debe decir el nombre de uno y cuando todos hayan dicho el suyo añadir uno nuevo, sin repetir.
  • Meditar, hay estudios que confirman que la meditación estimula el flujo sanguíneo a nivel cerebral, lo que desencadena en que la memoria a corto plazo y las funciones cognitivas de forma general mejoren.

Además, con nuestra herramienta GRADIOR Estimulación Cognitiva podrás trabajar la memoria, ya que disponemos de ejercicios específicos para estimular esta capacidad cognitiva. Aquí te dejamos un enlace para que veas algunos ejemplos, sobre los mejores ejercicios para trabajar la memoria con GRADIOR. Es cierto que, en la nueva Suite GRADIOR, disponemos también de un sistema de estimulación multisensorial en entornos inmersivos, concretamente en nuestra herramienta terapéutica GRADIOR Multisensorial, podrás trabajar la regulación emocional y conductual de la persona, a través de técnicas de relajación, meditación o mindfulness. Es perfecta para trabajar con personas que hayan visto afectada su memoria debido a cualquier situación.

Si quieres más información sobre nuestra herramienta terapéutica, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, sin compromiso, a través de nuestro correo electrónico info@gradior.es.



Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúas utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. más info

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar